100 AÑOS DE KIRBY EN DC

Este año que ya anda en las últimas marcó el cumpleaños número 100 del gran Jack Kirby, y como les mencionamos aquí en el Polo, las dos editoriales más grandes en las que trabajó, DC y Marvel, festejaron cada una a su manera la ocasión con diversas publicaciones. Pude checar varias de éstas, así que decidí hacer un resumen para determinar al final quién le hizo la mejor fiesta al Rey. A DARLE.

Hoy cubriremos a DC, que principalmente tuvo tres iniciativas. Los oversized one-shots dedicados a varias creaciones de Kirby, una maxi-serie de 12 números titulada Kamandi Challenge y una maxi-serie, también de 12 números, de Mister Miracle.

Empecemos por los one-shots. Pude leer 5 de los que sacaron, sólo evitando el de Howard Chuekin dedicado a la Newsboy Legion. Cada uno incluyó una historia principal, una corta, y algunas reimpresiones del mismo Kirby. Además, cada número incluye un texto por Mark Evanier. Revisemos cada uno: 

MANHUNTER SPECIAL
Historia y layouts por Keith Giffen, arte de Mark Buckingham, Diálogos de Dan Didio, Colores de Chris Sotomayor y Rótulos por Dave & Troy.
Back-up por Sam Humphries y Steve Rude, colores de John Kalisz, Rótulos de Todd Kein.

La historia principal de Manhunter es sólo una secuencia de pelea extendida entre el titular y Sandman (con todo y su achichincle Sandy), en el que intercambian argumentos defendiendo cada uno su forma de enfrentar al crimen. Manhunter con lujo de violencia y Sandman con lujo de arena en la cara o algo así. El arte es cumplidor, aunque emula exageradamente el estilo de Kirby.

La historia complementaria de Etrigan sí es un agazajo. En sólo 6 páginas Humphries y Rude logran mostrar una historia completa en la que Etrigan es traicionado por un sacerdote y pelea contra un espantasma. Rude se luce con dibujos dinámicos y con un estilo lúgubre, en los que evoca a Kirby sin imitarlo. Los colores de Kalisz complementan la atmósfera perfectamente.

Por último incluye 2 interesantes reimpresiones de Kirby con distintos ejemplos de lo que imaginó junto con Joe Simon el mundo del futuro, con robots chachas y viajes interplanetarios, además de una que se siente algo fuera de lugar, llamada The Face Behind The Mask, que cuenta la historia de una mujer que oculta su rostro debido a que siglos atrás un hechicero le dio un elixir para ser joven por siempre, pero ahora que sus efectos se están agotando y su rostro ya se ve cascado, el hechicero le pide una gran cantidad de dinero para darle otra dosis. Al final, todo resulta una farsa, los malos se van al bote, y los buenos se quedan con la muchachona

Veredicto: 3 papas.


NEW GODS SPECIAL
Historia principal escrita y dibujada por Shane Davis, Tintas de Michelle Delecki, Colores de Alex Sinclair, Rótulos de Dave & Troy.

Back-up escrita y dibujada por Walter Simonson, Colores de Laura Martin, Rótulos de John Workman.

La primera historia muestra a Orion y Lightray deteniendo un plan de Kalibak y Desaad para crear una de sus fosas de fuego en New Genesis para consumirlo y hacerlo igual a Apokolips. La historias y los diálogos son una pálida imitación de Kirby. Davis parece sólo ir viendo una lista de cosas que necesita ir cumpliendo para hacer una historia kirby-esca, pero olvida meter siquiera un toque de originalidad. Mientras, su arte noventero caracterizado por violencia y figuras exageradas desentona completamente con el resto. 

Por su parte, Walt Simonson decide revisitar un elemento de su vieja serie de ORION, The Unholy See, un océano en Apokolips, para mostrar una batalla entre un joven Orion y terribles criaturas marinas. Una historia ligera en historia, pero con maravilloso arte característico de Simonson.

Aquí las reimpresiones son un pin-up de Kalibak, y dos historias cortas protagonizadas por el Nuevo Dios Lonar, y su caballo Thunderer, ambas muy buenas.

La historia de Shane Davis es la peor de todas, pero se salva por tener una de las mejores back-ups.

Veredicto: 2.5 papas.



THE SANDMAN SPECIAL
Historia principal escrita por Dan Jurgens, Arte de Jon Bogdanove, Colores de Madpencil, Rótulos de Willie Schubert.

Back-up con historia de Steve Orlando, Arte de Rick Leonardi, Tintas de Dan Green, Colores de Steve Buccellato, Rótulos de Wes Abbott.

Este fue sin duda el más interesante de los especiales. A diferencia de los demás, éste más bien se divide en dos historias principales, cada una de 14 páginas, y con temáticas similares con acercamientos distintos y diferentes niveles de éxito al hacerlo.

En la primera, los veteranos Jurgens y Bogdanove le entran de lleno a la ridiculez que era el Sandman de Kirby y lo muestran peleando junto a sus monstruos/renuentes asistentes contra criaturas de sueños que están acechando el mundo real.

Al final, y con la ayuda de un desconocido superhéroe con parecido a más de una creación de Kirby, Sandman descubre que las criaturas vienen de la imaginación de un niño con una creatividad tan grande que no pudo contener a sus creaciones. Y no sólo eso, sino que además conjuró a su propio héroe para salvarlo. Creo que no se necesita mucho para adivinar el tierno giro del final.

No necesito hablar mucho del aspecto técnico, pues como dije, Jurgens y Bogdanove son veteranos que ya dominan su labor, pero quiero destacar el uso de Bogdanove de collages que evocan una de las técnicas más raras y apantallantes de Kirby.

La segunda historia, por Orlando y Reonardi, también cuenta una historia que usa a Kirby mismo como persona para provocar emoción, pero falla al ser demasiado literal.

Un joven experimenta una pesadilla que podría matarlo. Sandman interviene, y en el proceso descubre que la fuente de la oscuridad en la mente del joven es una rencilla con su fallecido abuelo (quien es dibujado igual a Kirby).

El arte es cumplidor, pero desangelado.

Al final hay 5 reimpresionas sacas de SUPERMAN'S PAL, JIMMY OLSEN, que son una suerte de archivos sacados del Proyecto DNA, en la que muestran algunos ejemplos de su tecnología o sus experimentos. Muchas de ellas incluyen giros trágicos, y brillan por mostrar las muchas obsesiones de Kirby, como aquella con la genética y la vida extraterrestre.

Veredicto: 4 papas


DARKSEID SPECIAL
Historia principal escrita por Mark Evanier, Arte de Scott Kolins, Colores de Dave McCaig,Rótulos de Troy Peteri.

Back-up por Paul Levitz y Phil Hester, Tintas de Ande Parks, Colores de Dave Stewart, Rótulos de Todd Klein.

La primera historia desafía las expectativas y cambia el enfoque del dios del mal a una joven esclava de Apokolips que intenta derrocar a su tirano.

El arte de Kolins es expresivo y dinámico, sin descuidar la brutalidad de los armagettos de Apokolips y sus residentes, todo con intrincado detalle. Y lo más importante: su Darkseid es imponente.

Del lado de la historia, no es de sorprende que Evanier entienda a la perfección que lo que le da poder a Darkseid no es su fuerza física, sino el miedo que inspira en las personas. Además, Evanier mantiene uno de los temas centrales del Cuarto Mundo: que no importa la intensidad con la que luche el mal, el bien siempre triunfa, y la esperanza siempre vive.

La segunda historia, protagonizada por OMAC, es una buena conclusión a las aventuras del peinado de mohicano.

En cuanto a las reimpresiones, aunque no son historias particularmente buenas, al menos son consistentes con los temas. La primera es un encuentro entre los soldados de Apokolips y algunos de los Nuevos Dioses segundones de New Genesis, mientras la segunda lidia con un objeto mágico que puede verlo todo, que sin duda ifluiría años después en la creación de Brother Eye.

Éste es uno en donde los 3 elementos del número resultaron excelentes: 4.5 papas.



THE BLACK RACER AND SHILO NORMAN SPECIAL
Historia principal escrita por Reginald Hudlin, arte de Denys Cowan y Ruan Benjamin, Tintas de Bill Sienkiewicz y Richard Friend, Colores de Jeremy Cox, Rótulos de Janice Chiang.

En éste no hay back-up, sólo una historia extra larga por el equipo creativo de arriba.
La historia muestra un encuentro entre el Black Racer, la personificación de la muerte, y el hombre que parece siempre huir de ella: Mister Miracle.

A lo largo de un tenso momento extendido, segundos antes de que Norman quede atrapado en una de sus hazañas, vemos el origen del Black Racer, un veterano de Vietnam que falla al tratar de regresar a su vida en Estados Unidos debido a todos los horrores que presenció, y que termina siendo elegido como el primer ser humano convertido en dios, junto con todas las responsabilidades que eso implica.

Una historia lúgubre, pero inteligentemente contada, y con un buen eso de las ideas de Kirby.

Aquí las reimpresiones son 3 curiosidades: aventuras cortas progatonizadas por los Nuevos Dioses Fastbak, Vikyn The Black, y el mismo Black Racer.

Veredicto: 4 papas.


Ahora hablemos de Kamandi Challenge. Sólo leí un número, el 9: escrito por Tom King, el actual consentido de DC luego de trabajos aclamados por la crítica (pero bajos en ventas): Sheriff Of Babylon para Vertigo, Vision para Marvel, y Omega Men para DC. El arte corre a cargo de Freddie Williams II y Kevin Eastman, un muchacho que pinta para pegar, y los rótulos son por Clem Robins.

No es necesario haberse chutado el resto de la serie, pues la historia es muy aislada, literal y figurativamente. Basta con saber que empieza con Kamandi encerrado, y termina con su libertad hacia un destino incierto.

Presentada completamente en blanco y negro, muestra a Kamandi encerrado en una celda junto con varios animales antropomorfos. Cada día, un poderoso robot llega a la celda para llevarse a uno de los prisioneros aparentemente al azar, hacia un lugar y con un propósito desconocidos.

A lo largo de 237 días la misma rutina se repite. El robot aparece, Kamandi intenta derrotarlo en batalla, pero falla, mientras mira a otro compañero desaparecer.

Una cruda examinación del poder de la esperanza, y el horror de lo incierto.

Veredicto: 4 papas.

Por último, Mister Miracle, escrito también por King, con arte de Mitch Gerards, y rótulos de Clayton Cowles, con 5 números publicados hasta ahora

La serie comienza con Scott Free y su pareja, Big Barda, viviendo en la tierra y lidiando con un horror propio: el aparente intento de suicidio de Free, provocado por una terrible depresión.

Aquí Darkseid es presentado no como un horror cósmico, sino como la oscuridad por la que Free se siente consumido. Los Nuevos Dioses hacen apariciones engañosas en las que a veces es difícil distinguir si son reales o producto de las alucinaciones de Scott.

A la par de todo ésto, se nos dice que Darkseid ha conseguido al fin la Ecuación Anti-vida, y ha llevado a sus ejércitos a New Genesis para librar una última guerra. High Father ha muerto, y en su lugar ahora Orion, presentado aquí como un verdadero y engreído cretino, ahora lidera a los Nuevos Dioses.

Mister Miracle juega mucho con la repetición, lo mundano, y las páginas de 9 paneles pa' que vean que esto es muy inteligente.

Aunque la crítica ha amado la serie (estando en muchas listas con lo mejor del año, y recibiendo mucha cobertura más allá de los medios especializados), para mí la serie ha resultado decepcionante y algo sobre-valorada.

Aunque puedo apreciar el uso de lo mundano para ciertos efectos, aquí se me hace sobre-usado, aplicado como un pretexto para ocultar temáticas tan profundas que, o son difíciles de captar, o quizás ni estén ahí.

Temo que King empiece a sufrir de algo que la mayoría de los creadores en la actualidad sufren: creerse todas las alabanzas que la crítica les lanza, y apuntar más a crear "arte superior", que a simplemente contar una historia de la mejor manera posible.

Veredicto: 2 papas

Como conclusión, puedo decir que DC le dio a Kirby un buen homenaje. Quizás no todas sus publicaciones fueron atinadas, pero cumplieron con darle espacio a talentos relativamente nuevos y viejos, todos con el común denominador de tener afecto por el material. Y lo más importante: presentaron publicaciones fuera de lo convencional, que creo es la verdadera esencia de Kirby, y algo que él respetaría.