RESEÑA POLEÑA: GHOST IN THE SHELL 1.5: HUMAN ERROR PROCESSER

GHOST IN THE SHELL: 1.5: HUMAN ERROR PROCESSER, por Shirow Masamune 4 papas.

Hace ya varias semanas salió el último volumen de Ghost in the Shell, publicado por Panini.

Titulado "1.5: HUMAN ERROR PROCESSER", contiene 4 historias cortas ubicadas entre los eventos del primer y segundo volúmenes, aunque no importa mucho determinar el orden cronológico, pues ninguna de éstas es protagonizada por la Mayor Motoko Kusanagi, sino por varios de sus compañeros de la policía (aunque sí hace una breve aparición en una historia).

HUMAN ERROR PROCESSER definitivamente me pareció mejor que el segundo volumen, e incluso lo pondría ligeramente por encima, o al menos a la par, del primero. Flaquea un poco en que contiene tanto humor como el primero, pero eso se compensa con la mejoría en el arte de Shirow Masamune.

Cada historia tiene el estilo de las primeras historias, en las que los policías tratan de resolver distintos casos a través de trabajo detectivesco, buena acción, y algo de incompetencia. Éstos casos involucran corrupción y dilemas morales relacionados a los avanzados cyborgs que habitan el mundo creado por Masamune, quien también sigue manteniendo su desquiciada obsesión por los detalles y la tecnología a través de sus varias notas en los márgenes del cómic que una vez más escribe en un tono muy relajado y bastante chistosón. Y lo mejor de todo es que uno de los mejores elementos, y el más gracioso, de la serie regresa: los Fuchikomas, robots autónomos, quejumbrosos y rezongones. 

En fin, es un tomo muy recomendable. Con una edición de buena calidad, un precio decente y suficiente contenido para un viaje por la ciudad, incluyendo tráfico decembrino.

Me dio mucho gusto que Panini se aventara a publicar toda la serie y que no se quedara sólo en sacar el primer tomo aprovechando una posible fiebre por la película (como hacen muchas otras editoriales), y que además sacaran las tres ediciones en un formato muy accesible.

Ojalá haya tenido buenas ventas para que se sigan animando a publicar más series de tan buena calidad, que quizás no sean tan populares aquí.

Si les llama la atención, pero les gana la codera, o algo tan insignificante como la necesidad de comer, honestamente creo que harían bien en sólo comprar el primer tomo y éste, e ignorar que el segundo existe.